Más de 150 años de atención profesional, cálida y humana.

EL HOSPITAL / Prensa

10/11/2016 | Diario EL PAÍS 10.11.16

Adicciones: un espacio para reflexionar

Dando respuesta a las inquietudes de sus asociados, el Hospital Británico llevó adelante dos charlas enfocadas en la prevención de adicciones, particularmente a las drogas y el alcohol, tanto en adultos y jóvenes como en los adolescentes.
El jueves 19 de octubre los doctores Verónica Cardeillac y Gabriel Rossi lideraron una actividad sobre “Drogas en jóvenes y adultos”, que se sumó a la realizada el miércoles 4 por el propio Rossi y la doctora Teresita Sabat, sobre “Drogas y alcohol en adolescentes”.
La doctora Sabat es pediatra, especializada en adolescentes, el doctor Rossi psiquiatra de niños y adolescentes y máster en drogodependencias y la doctora Cardeillac es psiquiatra de adultos.
Sabat realizó una introducción en la que ilustró a los presentes sobre lo que suponen la adolescencia como etapa de la vida y los cambios a distintos niveles que se procesan al transitarla, y sobre la necesidad de prevenir conductas de riesgos, sin caer en la sobreprotección.
En el taller sobre adultos y jóvenes Rossi llamó la atención sobre el problema que supone “la precepción del tema drogas centrado en algunas drogas con una preocupación superlativa por unas y una no preocupación por otras”.
En ese contexto recordó que existe una preocupación creciente por el tema de las drogas de diseño, mientras en el país muere más de una persona por día por cirrosis hepática, debido a que el alcohol es la droga más consumida.
“El consumo de alcohol está plenamente integrado y legitimado en la vida cotidiana, atravesando todas las capas sociales” y se ha dado el pasaje de “una cultura de consumo de alcohol de estilo mediterráneo, de disfrute, donde el abuso no era lo habitual y permitido” a una “cultura del exceso” más de estilo nórdico, donde el abuso está más permitido y socializado, explicó.
Rossi hizo hincapié en la importancia de la comunidad y las actitudes de sus miembros “frente al fenómeno de las drogas y su problemática”.
Apuntó que existen problemas no diagnosticados y recomendó intervenir para generar cambios en la actitud de las personas frente a esta problemática.
A juicio del especialista deberíamos pasar de “una percepción más adecuada a la realidad”. Recordó en ese sentido que en América Latina el consumo de alcohol es el primer factor de riesgo de muerte prematura y que Uruguay se encuentra en los primeros lugares a nivel continental en la materia.
El alcohol, sostuvo Rossi, es “la droga preferida de los adolescentes” y “su uso es mucho más importante que el de las drogas todas juntas”.
Recordó que el “el uso problemático” del alcohol y las otras drogas está vinculado a la posibilidad de dependencia y abuso, así como la posibilidad de tener problemas todas las veces que se consume.
“El involucramiento de los padres es la mayor prevención. Puede haber un involucramiento alto o un involucramiento bajo. En los casos de padres con un alto involucramiento es menor el porcentaje de consumo de sustancias”, afirmó.
“Compartir la vida cotidiana es mucho más preventivo que la información”, resumió.
Cardeillac insistió en la pertinencia de explorar junto al médico si existe un consumo problemático de alguna/s sustancia/s, de forma de establecer si merece o no un tratamiento, una intervención breve o la concurrencia a un servicio especializado.
La intervención breve permite mostrar a la persona ese consumo problemático para “hacer algo con ese problema y modificar esa conducta”, por ejemplo reduciendo los riesgos asociados.