Más de 160 años de atención profesional, cálida y humana.

160 años del Hospital Británico en Uruguay

Nuestro hospital es una de las instituciones más antiguas del país y sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XIX.

Nació con el nombre de "Hospital Extranjero" y su primera sede fue una casa con sólo 13 camas sobre la calle Cerrito. Aunque no hay constancia de la fecha de su inauguración, George Mesch fue el primer paciente e ingresó el 8 de agosto de 1857.

En 1862 cambió su nombre y desde entonces lo conocemos como el Hospital Británico. En 1866 se mudó a la calle Patagones -hoy Juan Lindolfo Cuestas- y comenzó así un proceso de crecimiento y modernización.

DISEÑO DE AVANZADA

El edificio sosprendió para la época

A lo largo de estos 160 años no faltaron las dificultades que marcaron al país, así como tampoco el compromiso, el ingenio y la dedicación de las autoridades y el personal para superarlas y seguir avanzando. 1913 es un año bisagra en la historia del hospital, cuando se inaugura la sede en Tres Cruces -actual sede central- con 24 habitaciones con 66 camas y otras salas generales. El diseño del edificio fue de avanzada para la época, que hoy no solo es una referencia arquitectónica de Montevideo sino también a nivel de los servicios de salud en todo el país.

Desde su origen, una de las características de nuestra institución ha sido su especial dedicación a los Recursos Humanos, considerados su principal activo. El hospital capacita y actualiza de forma permanente a sus equipos, buscando establecer y profundizar una política de excelencia en la prestación de servicios de salud. Esto permitió que los médicos de referencia en sus respectivas actividades lideren distintos servicios del hospital, y que su enfermería hiciera escuela, dotando a la institución de una identidad que se ha mantenido intacta.

CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN
El hospital forma permanentemente a sus equipos

La integración de la excelencia profesional y técnica con el trato que se le da al paciente, basado en la premisa básica del respeto por su dignidad humana nos ha guiado desde el origen.

El Hospital Británico es una institución sin fines de lucro que lleva adelante una política de inversión permanente en materia de equipamiento y adopción de tecnología, desarrollo edilicio, capacitación de sus Recursos Humanos, generación de conocimiento y vinculación con otras instituciones, tanto del medio como del exterior, que agreguen valor a su propuesta de excelencia”.

Paul Beare – Presidente Junta Directiva